Pioneros en el futuro: g.tec y la evolución de la tecnología de interfaz cerebro-computadora

Media

Publicado por el personal de NY Weekly el 13 de noviembre de 2023

En el panorama en constante evolución de la neurociencia y la tecnología de interfaz cerebro-computadora (BCI), pocas figuras destacan tan prominentemente como el Dr. Christoph Guger, cofundador y director ejecutivo de g.tec medical Engineering GmbH . Durante los últimos 25 años, el viaje de Guger desde sus estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad Johns Hopkins hasta la fundación de g.tec ha sido fundamental para transformar el ámbito de BCI de la ciencia ficción a una realidad tangible.

Lea el artículo original en New York Weekly

Primeros días y avances

La incursión de Guger en BCI comenzó cuando se enteró de que un profesor pionero de la Universidad Tecnológica de Graz trabajaba en tecnología de interfaz cerebro-computadora. Impulsado por la pasión por este campo incipiente, regresó a Austria para realizar su maestría y su doctorado, especializándose en BCI. Durante su doctorado, construyó una de las primeras interfaces cerebro-computadora en tiempo real del mundo, mostrando su potencial moviendo un cursor en una pantalla a través de patrones EEG.

Después de llamar la atención en varias conferencias, Guger cofundó g.tec medical ingeniería en 1999. La empresa rápidamente dejó su huella al vender su primer sistema BCI a una prestigiosa universidad del Reino Unido, seguido de una compra a un instituto de investigación en Corea del Sur. Esto marcó el comienzo del viaje de g.tec como actor global en tecnología BCI.

Una visión hecha realidad: el impactante viaje de g.tec

Con una formación empresarial, el sueño de la infancia de Guger de dirigir su propia empresa se materializó a través de g.tec. Su empresa ha trabajado con universidades de todo el mundo, así como con entidades automotrices, aeroespaciales, militares y gigantes tecnológicos. El viaje ha estado marcado por un compromiso inquebrantable con el avance de la tecnología BCI.

Un área importante de la investigación de g.tec se centra en los amplificadores de bioseñales en módulos EEG, lo que ofrece aplicaciones prometedoras para la investigación en neurociencia. La tecnología BCI no invasiva de la empresa ha demostrado ser revolucionaria y reduce los riesgos para la salud al eliminar la necesidad de procedimientos invasivos. En particular, el sistema de neurorrehabilitación de g.tec , recoveryiX , ha demostrado efectos positivos en pacientes con accidente cerebrovascular y esclerosis múltiple , desafiando las creencias convencionales sobre los plazos de recuperación.

Ampliando horizontes: de la medicina al segmento de consumidores

En la última década, g.tec amplió su cartera para incluir productos médicos como el sistema MindBEAGLE para evaluar a pacientes en coma y el sistema de mapeo cortical rápido cortiQ que ayuda a los neurocirujanos durante las operaciones. La compañía también ha incursionado en el segmento de consumo con la línea Unicorn Hybrid Black , haciendo que la tecnología BCI sea más accesible para los consumidores, particularmente en la industria del desarrollo de software y el espacio de los fabricantes.

Un movimiento global en neurotecnología

Al reflexionar sobre el asombroso crecimiento de la tecnología BCI, Guger expresa su asombro por la evolución de la industria. Desde la organización de una conferencia con sólo 30 asistentes hace 25 años hasta la celebración de una escuela de primavera de BCI de 10 días con casi 16.000 participantes de más de 100 países, el aumento del interés y el compromiso es evidente. Guger visualiza un futuro en el que g.tec continúa perfeccionando su tecnología, ampliando sus aplicaciones en medicina, entretenimiento, deportes y más.

El futuro: un horizonte sin límites para BCI

A medida que la tecnología BCI avanza, impulsada por pioneros como g.tec, las aplicaciones potenciales parecen ilimitadas. Con la dedicación de Guger a perfeccionar la tecnología y explorar nuevas vías, g.tec está preparado para desempeñar un papel fundamental en la configuración del futuro de BCI. El notable crecimiento de la comunidad de neurotecnología y neurociencia durante los últimos 25 años insinúa un futuro en el que BCI se convierta en una parte integral de diversos campos, desde la medicina hasta el entretenimiento, desbloqueando nuevos ámbitos de interacción hombre-máquina.

Lea el artículo original en New York Weekly